Monteiro quiere saber cuántas casas construye la provincia con recursos propios

 

En el día de ayer el Diputado Juan Monteiro, Presidente del Bloque Nuevo Compromiso Neuquino, realizo un pedido de audiencia e informes al presidente del IPVU (Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo) Prof. Marcelo Sampablo.

En relación a este pedido el Diputado Monteiro explico: “Necesitamos transparentar como se invierten los recursos de los neuquinos en materia de soluciones habitacionales, por eso pedí una reunión al presidente del IPVU en forma urgente y le adelanté los puntos que necesito me informe. Esto lo hago en el marco de la Ley 2828 que en el año 2012 creo el Programa de Recupero de Saldos Deudores al Instituto de Vivienda y Urbanismo de Neuquén (IPVU), y si bien a fines del año pasado se aprobó un despacho de resolución en el mismo sentido en la legislatura este no fue tratado en el recinto y considero que no podemos seguir esperando para tener esta información”

En el mismo sentido el Presidente del Bloque de Nuevo Compromiso Neuquino detallo los puntos que solicito por nota al Prof. Sampablo:” Informe la cantidad de viviendas adjudicadas que no se encuentran ocupadas efectivamente por sus beneficiarios y estado de la regularización de la situación dominial de cada una; cantidad de viviendas regularizadas que registraban deuda al momento de la sanción de la ley 2828; monto al que asciende el recupero de saldos deudores de viviendas y destino asignado; estado del Fondo Fiduciario Provincial para Vivienda Social destinado al financiamiento, construcción de vivienda y otras soluciones habitacionales de carácter social y cuáles son los montos de las cuotas actuales que se cobra por las viviendas”

Finalmente, Monteiro expreso: “Espero una respuesta en breve, supongo que toda la información que estoy solicitando se encuentra al día. El déficit habitacional de nuestra provincia es importante, Neuquén ha abandonado esa costumbre de construcción de viviendas que caracterizo a gobiernos como el de Felipe Sapag, y hemos reemplazo esa acertada política de estado por la de permitir y hasta estimular las tomas, algo que hoy en forma conjunta Nación, Provincia y Municipio estamos tratando de regularizar, con el costo que esto significa, pero lo que es peor aún, condenando a la gente a tener que acceder a una propiedad mediante este método que no comparto, pero que reconozco es producto, en gran parte, de la ausencia de políticas públicas en materia de construcción y acceso a la vivienda.”